Al menos 118 indígenas fueron asesinados en Brasil en 2016